Domingo 16 Diciembre 2018
Blog / Legislación / Acceso a los datos de un asociado por parte de otro asociado

Acceso a los datos de un asociado por parte de otro asociado

Califica este tema
(0 votos)

La Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, establece que “las asociaciones han de disponer de una relación actualizada de sus asociados, llevar una contabilidad que permita obtener la imagen fiel del patrimonio, del resultado y de la situación financiera de la entidad, así como las actividades realizadas, efectuar un inventario de sus bienes y recoger en un libro las actas de las reuniones de sus órganos de gobierno y representación; deberán llevar su contabilidad conforme a las normas específicas que les resulten de aplicación”, y que “los asociados podrán acceder a toda la documentación que se relaciona en el apartado anterior a través de los órganos de representación, en los términos previstos en la LOPD”.

Encontrándose el fichero “asociados” sometido a la LOPD, el acceso al mismo por parte de los restantes asociados implicará la existencia de una cesión o comunicación de datos de carácter personal, definida como “toda revelación de datos realizada a una persona distinta del  interesado”, para la cual no se requiere el consentimiento de todos y cada uno de los socios, siempre que dicha cesión esté autorizada en una Ley.

Salvo que los estatutos de la asociación consideren otra cosa, para que el acceso a los datos de los asociados pueda considerarse acorde con lo previsto en la LOPD, tal y como exige el artículo 14.2 de la Ley Orgánica 1/2002, es preciso que se cumpla estrictamente el principio de proporcionalidad a la finalidad, según el cual “los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho tratamiento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido”.

De los términos previstos en la Ley Orgánica 1/2002 se desprende que la llevanza de la relación de asociados, así como su acceso parecen tener por objeto que cualquier asociado pueda, en cualquier momento, conocer si una determinada persona ostenta efectivamente la condición de asociado, limitándose el citado precepto, con el uso de la expresión “relación de asociados” al tratamiento de los datos meramente identificativos de los asociados, sin la inclusión de ningún otro dato. De este modo, el acceso a la relación tendría por objeto el conocimiento de la condición de asociado de cada afectado y no la posibilidad de contactar con el asociado para tratar temas de la asociación; sin perjuicio de su utilización por los órganos de gobierno de la asociación cuando resulte necesario para el mantenimiento de la relación que vincula al asociado con la propia asociación.

Así pues, los miembros de una asociación tienen derecho a acceder a la relación nominal de los asociados, debiendo entender que la Ley no autoriza a proporcionar datos complementarios como, por ejemplo, teléfono, dirección, correo electrónico, etc.

 

Manuel V. Gil

Manuel V. Gil


Dirección jurídica
Ver el perfil de Manuel V.  Gil en LinkedIn

Calendario de Posts

« Diciembre 2018 »
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Ir Arriba